Cuidado Bucal

UNA HIGIENE BUCAL ES CORRECTA CUANDO ES COMPLETA

bucalEn prevención, la higiene bucal debe ser precisa y completa. Es decir, se deben eliminar los residuos de alimentos y la placa bacteriana no sólo de la superficie de los dientes, sino también de los espacios entre los dientes y de la línea de la encía.

Para ayudar a mantener los dientes y las encías libres de placa y otras bacterias, es importante cepillarse los dientes y usar seda dental todos los días, así como la práctica de otras medidas para el cuidado personalizado, incluida la visita a su dentista regularmente. Este Sistema de 3 Pasos proporciona una mejor salud bucal a través de la educación y personalización.

Paso 1 - Cepillo

El cepillado sólo, no es suficiente, ya que únicamente elimina hasta un 50% de la placa.
El cepillo de dientes es un instrumento fundamental para la higiene bucal; cuanto mejor sean sus características, más eficaz será en la eliminación de la placa. Casi todo el mundo se cepilla los dientes a diario, pero a pesar de ello, 3 de cada 4 adultos sufren alguna enfermedad de las encías... ¿POR QUÉ?
Cepillarse los dientes no es suficiente para lograr una higiene bucal completa. Debe saber que sólo representa la primera fase de una higiene bucal completa.

Paso 2 - Hilo dental

La seda dental mantiene las encías sanas y reduce la placa debajo de la línea de las encías. El cepillado y el uso de seda dental eliminan hasta el 70% de la placa. El uso combinado de ambos es una mejora considerable. Para eliminar los residuos de alimentos y bacterias que se acumulan en las zonas donde el cepillo de dientes no puede llegar, es importante usar seda dental: sólo de esta manera es posible llegar a los espacios entre los dientes y debajo de la línea de las encías.


Paso 3 - Cuidados personalizados

bucal cuidadoPara unas encías sanas, utilice el cepillo y la seda dental y consulte a su dentista o higienista para su revisión dental. El cepillado y la seda dental por sí solos no son suficientes para lograr una higiene bucal completa. Así como hay diferentes tipos de piel o cabello, las cavidades bucales también son diferentes y requieren atención especializada. Para el cuidado óptimo de las encías, consulte a su dentista para que le asesore sobre los productos especializados para la personalización de su higiene bucal diaria, tales como los sistemas interdentales, pastas de dientes y enjuagues bucales.


Mucho más que una sonrisa bonita


Todos quieren tener dientes sanos, sin caries, aliento fresco y encías sanas. Lo importante es eliminar la Placa Bacteriana (película invisible formada por bacterias que se encuentra en los dientes) a través de sencillas rutinas diarias:

Cepillado:

bucal moncofaHazlo después de cada comida durante 3 minutos como mínimo.

Busca un cepillo adecuado para ti (tamaño, flexibilidad y dureza).

Cepilla tus dientes por todos lados (caras internas, externas y superficies masticatorias).

No olvides asear la lengua.

Crema Dental:

Existen varios tipos (blanqueadores, multibeneficios o con calcio). Escoge una según tus necesidades.

Los niños, especialmente hasta los seis años de edad, requieren de una menor cantidad de flúor (500 ppm). Existen pastas especiales para ellos.

Seda dental:

Sumamente eficaz para eliminar residuos alimenticios que quedan entre los dientes y que no logran ser removidos con el cepillo.

Úsala antes de cepillarte, con movimientos suaves de barrido.

Elige una seda que sea de monofilamento y que no se deshilache.

Enjuague Bucal:

Da sensación de frescura durante horas. Algunos ayudan a prevenir caries y reducen bacterias de la boca.

Antes de elegir uno, habla con tu dentista para elegir el más apropiado.

Los niños deben usar enjuagues especiales, con baja concentración de flúor y alcohol. Siempre tienen que ser supervisados por un adulto para evitar que se lo traguen accidentalmente.